Presidencia de la Asamblea Nacional, no goza de legitimidad por inconstitucionalidad

ANÁLISIS JURÍDICO

Queda claro que 84 legisladores violentaron el marco constitucional que rige al Estado ecuatoriano, incluso varios de ellos -como el proponente- fueron ex Constituyentes y rompieron la Carta Magna sin importarles volver al espíritu de Montecristi, en tanto en cuanto lo invocaban como necesidad suprema para la Consulta Popular del pasado 4 de febrero de 2018, -por cierto también inconstitucional-, pesará en sus conciencias.

Es gravísima la flagrante violación al artículo 121 de la Constitución ecuatoriana, pues, conculcaron derechos de personas, uno, por haber sido elegidas y dos, de otros asambleístas que el pasado 14 de mayo 2017, ejercieron el derecho a elegir en el Parlamento a sus representantes; acción que evidencia, sin duda alguna, un golpe de estado parlamentario.

Lo más grave es que por esa carencia de legitimidad, al ser inconstitucional el nombramiento de una persona al frente de la Función Legislativa, todos y cada uno de los actos jurídicos y administrativos que se generen a partir de su ilegítima posesión, serán nulos, de nulidad absoluta, no gozan de legitimidad con la consecuente afectación de derechos a los ciudadanos ecuatorianos y mandantes, como por ejemplo, la aprobación de leyes o procesos de fiscalización. Lamentablemente las acciones arbitrarias ejecutadas, no guardan relación con el marco constitucional aprobado en cuna de Alfaro el 2008.

Sería importante que las y los afectados por vulneración de sus derechos, soliciten medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con la consecuente reparación integral e incluso económica que deberá asumir el Estado ecuatoriano, sin olvidar la obligación de imponer la demanda por repetición a los causantes de esta arbitrariedad y que se encuentran plenamente y bien identificados.

Dr. Xavier Aguilar Viteri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *