“Las mujeres fuertes y valientes” administran centro turístico “Sinchi Warmi”

MISAHUALLÍ, Napo.- “Las Mujeres fuertes y valientes”, son las que administran y conducen el Centro de Turismo Comunitario “Sinchi Warmi” que en lengua kichwa significa “Mujeres Fuertes y Valientes”, en este sitio se desarrollan actividades turísticas comunitarias para rescatar costumbres ancestrales y cuidar el ambiente. En el lugar son 20 mujeres y tres hombres que laboran.

Betty Chimbo, gestora del proyecto, afirma que al inicio fue muy duro, porque se debía cargar todo el material para la construcción de las cabañas. “Somos 100% dueños del proyecto, la comunidad asume la administración total”.

Además, indica la gestora que ahora han involucrado a los hijos de las socias para que ellos se involucren en el proyecto y tengan una forma de trabajar y velar por la naturaleza y el cuidado de sus costumbres.

El sitio tiene una capacidad para albergar a 36 personas, quienes pueden desarrollar diversas actividades para compartir con la comunidad, realizar recorridos por la selva, ver la elaboración de artesanías, admirar de danzas ancestrales, conocer el museo del lugar, disfrutar de la vista esplendida que ofrece su mirador o recorrer por un sendero que conserva la extraordinaria flora y fauna de la región amazónica, para los creyentes tiene una iglesia a la Virgen de Guadalupe con estructura de madera.

También la gastronomía local contempla saborear un plato conocido como “RUKUSHITO”, que es una combinación de pescado carachama fileteado, salsa china, achocha, palmito, chonta y tutayuyu, vegetales propios de la amazonia.

En el mismo sitio puede servirse o degustar de la gastronomía kichwas de maitos de pollo y de pescado, exquisitas ensaladas, deliciosos dulces y la refrescante wayusa.

Entre sus atractivos naturales están dos piscinas naturales, en donde el visitante puede practicar pesca artesanal y refrescarse con un buen chapuzón.

Este proyecto que inició en el 2009, refleja el  esfuerzo y las ganas de un grupo visionario de mujeres que decidieron involucrarse en la actividad turística construyendo cabañas y comprometiéndose a preservar el medio que les rodea, en un área de 4 héctareas.

En temporadas altas el centro turístico recibe visitas entre 30 a 50 visitantes por mes y en temporada baja 10, depende o varían los flujos de turistas que en su gran mayoría son de EE.UU. y Europa.

Para llegar al sitio desde la ciudad de Tena, puede ser en bus de las empresas Jumandy o Centinela del Tena. Las vías de acceso están señalizadas y el pasaje cuesta USD 0,40 a tan solo 40 minutos; el hospedaje es de 20 dólares por persona. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *