Se gesta una Nueva Ciudad en los terrenos del actual aeropuerto

 

GUAYAQUIL, Guayas.- Después de casi 10 meses de trabajo, la firma estadounidense Perkins Eastman tiene listo el plan maestro conceptual que se pretende desarrollar en los terrenos que actualmente ocupa el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en el norte de Guayaquil.

Perkins Eastman forma parte del consorcio Asoplan que en febrero del 2017 ganó el concurso que convocó el Municipio de Guayaquil para armar este proyecto, a un costo de 1,12 millones de dólares.

El ambicioso proyecto, que se encuentra plasmado en voluminosos libros entregados al Cabildo, estuvo a cargo de Nicholas Leahy. Este arquitecto británico lideró un grupo de especialistas de diferentes países que plasmó el concepto de que lo se llamará La Nueva Ciudad.

Leahy explicó que la propuesta para las 240 hectáreas que integran el actual aeropuerto está basada en un concepto de sostenibilidad y conexión con el río y estero.

Tres distritos

El planteamiento de Perkins Eastman es dividir ese predio en tres distritos, cada uno con un gran atractivo: el Marino, Central y Jardín. El corazón del proyecto será principalmente este último distrito, que incluye unas 100 hectáreas con áreas verdes.

Su atractivo será un gran lago central, que minimizará el uso del agua porque en la época de invierno se pretende almacenar y usar el líquido. Esta zona estará hacia la zona sur y se la quiere conectar con un puente peatonal hacia el estero Salado. A futuro se podría instalar un jardín botánico o exhibición.

Una gran vía de agua que pasará a lo largo del predio se ha diseñado como parte del proyecto para conectar los 3 distritos.

En el distrito central se contempla un Centro de Convenciones, que sería tres veces más grande y un mall en el actual edificio que ocupa el aeropuerto.

Mientras que el llamado distrito Marino, que apunta al norte, hacia el río Daule, se plantea un Museo de Darwin, un nuevo atractivo turístico para aquellos que están de paso hacia las islas Galápagos.

Los tres distritos están concebidos para albergar edificaciones para distintos fines, aunque el distrito verde, sería más tranquilo, con espacios abiertos, con jardines. En total, en esas 240 hectáreas podrían caber unas 300 edificaciones de distintas dimensiones.

“La idea es que esta nueva área se mantenga activa y ligada a la ciudad. Y este proyecto recoge la idea donde la gente pueda vivir, trabajar y caminar”, señala Stephen Forneris, de la oficina de Perkins Eastman en Guayaquil.

El estudio de esta firma también incluye unos cuatro desfogues viales que permitirán, por ejemplo, conectar la avenida Pedro Menéndez Gilbert con la avenida de las Américas.

Los detalles del proyecto se presentaron la mañana de este jueves en el salón de la Ciudad, donde el alcalde Jaime Nebot expuso la obra junto a miembros de Perkins Eastman. (I)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *