La Agencia Francesa de desarrollo acuerda apoyo a la educación en Ecuador

La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) ayudará a Ecuador con varios proyectos educativos.

QUITO, Pichincha.- En el Ecuador estuvo la Misión de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), para la inauguración del Programa “Apoyo a calidad e inclusión del sector educación en Ecuador”, que permitirá intervenir de manera integral en alrededor de 12 unidades educativas a nivel nacional. La delegación fue recibida por la viceministra de Gestión Educativa, Mónica Reinoso.

En un comunicado, el Ministerio informó que la Misión tuvo como actividades principales revisar a detalle los componentes que forman parte del Programa Apoyo, y la visita a dos instituciones educativas beneficiadas, Unidad Educativa Comunitaria Intercultural Bilingüe-Guardiana de la Lengua Kichwa Miguel Egas Cabezas, de la provincia de Imbabura; y la Unidad Educativa Vicente León, de la provincia de Cotopaxi.

La delegación francesa estuvo conformada por Claire Galante, Jefe de Proyecto del Departamento de Educación de AFD, Marco Varea, Representante de la AFD en el Ecuador, y Alejandro Barreneche, Encargado de Proyectos en Ecuador.

El Ministerio de Educación para el cumplimiento del propósito institucional relacionado con el mejoramiento de la calidad, cobertura y eficiencia del sistema educativo nacional, amparado en la implementación del nuevo modelo de gestión educativa, vio la necesidad de organizar la distribución de espacios educativos de manera integral, considerando la demanda local real, el estado de la infraestructura existente, y la capacitación del docente. En consecuencia, se identificó establecimientos educativos públicos para que sean repotenciados.

En este contexto el Ecuador, a través del Ministerio de Economía y Finanzas suscribió un Convenio de Préstamo con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), el 1 de abril del 2017, para el financiamiento del Programa “Apoyo a la calidad e inclusión del sector educativo en Ecuador”, del Ministerio de Educación, el cual consiste en contribuir a la repotenciación de las unidades educativas a nivel nacional, tomando en cuenta sus principales necesidades, con un diseño conforme a su pertinencia cultural, materiales locales y zona climática, equipadas según el bachillerato técnico y productivo.

Además, con el desarrollo de programas claves para el fortalecimiento profesional del docente, con particular atención al sistema de educación intercultural bilingüe. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *