Municipio de Tena se preocupa por el medioambiente y el estado de sus ríos

El municipio de Tena busca conservar sus ríos con el tratamiento de las aguas residuales-

TENA, Napo.- Con dos modernas y nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, la Municipalidad de Tena, descontamina el líquido vital que fluye por el sistema de alcantarillado que es descargado en los ríos Misahuallí y Pano, que atraviesan la ciudad.

Ambas plantas fueron inauguradas el 15 de noviembre del 2015, desde ese día recoge 108.8 metros cúbicos de agua por hora que son tratadas y regresan a su estado natural en 72 metros cúbicos por hora de líquido, el restante es almacenado para igual ser sometida al proceso de recuperación.

Las infraestructuras se asientan, una en el sector de Tereré y la otra en el barrio Palanda Cocha, con iguales características, son obras complementarias de gran importancia para el cuidado del ambiente y a mejorar el sistema de vida de la población, uno de los grandes objetivos que maneja la actual administración municipal liderada por Kléver Ron, alcalde de Tena.

El trabajo de las plantas, permite depurar las aguas que se desfogan en la zona norte y sur de la ciudad, previniendo la contaminación de las fuentes hídricas.

El proceso de transformación de las aguas contaminadas a limpias, nos detalla Andrea Constante, técnica a cargo de las dos plantas.

Antes de ser devueltas a la naturaleza, las aguas residuales son depositadas en el pozo de gruesos compuesto de tres cámaras, en la primera se realiza la separación de sedimentos de gran tamaño como rocas, palos, todo lo que arrastra el alcantarillado, luego en la cámara de desbase, se disocian las arenas finas, en cambio la de bombeo se encarga de abastecer a la planta de agua.

El resultado de las actividades humanas en los hogares, comercios, industrias y agricultura son desalojadas y conducidas por el sistema de alcantarillado hasta depositarlas en la planta de recuperación, donde es procesada para ser reutilizada y devuelta a su estado natural en condiciones adecuadas, explico la técnica.

Luego de este proceso, dijo Andrea Constante, se procede a seguir 5 pasos adicionales:

Se cuenta con una planta  de pretratamiento compacta que se encarga de separar los sólidos flotantes sediméntales y las grasas, en el pozo de homogenización las aguas llegan sin sedimentos y es aquí donde se oxigenan para no generar malos olores.

En la cámara Anoxica, se tritura la materia orgánica y en la de preaireación entran en acción las bacterias; en este proceso las bacterias se comen la materia orgánica que son retenidas en las membranas para luego, el líquido se filtre y entre en un procesos de pureza de un 80% que será devuelta a los ríos Misahuallí y Pano.

Una inversión de 9 millones de dólares que abarca al 60% de la población urbana y rural de la ciudad de Tena y en los siguientes años a medida que vaya creciendo la urbe se llegará al 40% que falta cubrir, logrando tener sus afluentes limpios y descontaminados. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *