En el CRS Cañar la madera se convierte en arte

Tinte, pintura, macilla, goma, pinceles son algunos de los insumos que se observan en las mesas del taller.

CAÑAR, Cañar.- Uno de los talleres que más acogida tiene el Centro de Rehabilitación Social (CRS) Cañar, es el de elaboración de manualidades con madera, aquí las personas privadas de libertad, innovan con la creación de diferentes artículos con novedosos diseños.

Tinte, pintura, macilla, goma, pinceles son algunos de los insumos que se observan en las mesas del taller. “Pero sobre todo están nuestras ganas de superarnos”, señala Wilson A., quien a sus 61 años, es el encargado del taller de carpintería y quien realiza las propuestas de nuevos trabajos, que en conjunto con sus compañeros se va perfeccionando, a fin de que el producto final tenga acabados de calidad.
Así por ejemplo, actualmente, seis personas privadas de libertad, han incursionado en la fabricación de una línea infantil, a través de la creación de espejeras con diseños de dibujos animados.

La solidaridad es parte esencial en el progreso de este taller, pues cada uno comparte sus conocimientos y aporta de alguna manera, manifiesta Carlos F., mientras pule detalles de una de las 25 espejeras que deben entregar a un reconocido comercio de la ciudad.

Aquí, la figura de Mario N., quien forma parte del taller desde hace cuatro años, llama la atención, pues mientras sus compañeros se toman algunas pausas en el que hacer de sus actividades, a él, se lo puede observar en constante actividad “aprendiendo” manifiesta, a pesar de que al momento, se ha convertido en un especialista en elaboración de objetos en serie e incluso mobiliario para el hogar como mesas, juegos de dormitorio, cómodas, etc.

Esta actividad que se realiza en el área laboral aporta a la rehabilitación de los internos y es un oficio que genera ingresos económicos para las personas privadas de libertad (PPL) y sus familiares.

El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos en cumplimiento con el Artículo 701 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), genera espacios de formación laboral en el que los internos aprenden un oficio que les permite trabajar por una rehabilitación efectiva y posterior reinserción a la sociedad. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *