Contratan línea de impulsión para aguas negras hacia la nueva planta Las Esclusas

El costo de la obra es de alrededor de $ 45 millones y el plazo, 24 meses.

GUAYAQUIL, Guayas.- El parque del bosque de La Pradera 3, fue el escenario en el que el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, fue testigo de honor de la firma del contrato para edificar la línea de impulsión, que llegará a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Las Esclusas. Además, inspeccionó el avance, que ya lleva un 65 %, de la construcción de la Estación de Bombeo La Pradera.

La contratista Acciona Agua S. A. construye la nueva estación de bombeo, que cuando empiece a trabajar, sustituirá a la Planta de Tratamiento Preliminar La Pradera, que actualmente está operativa. El costo de la obra es de $ 23’210.213,96.

“Aquí hay una estación que se llama La Pradera, eso no es digno de Guayaquil y peor digno de ustedes que la sufren aquí. Ya saldrá alguien por allí a decir ‘¿y por quién no lo hicieron antes?’, fácil la respuesta para aquellos que nunca han hecho nada. Uno, no se puede tratar el agua que no hay, primero hay que poner agua. Segundo, no se puede tratar el agua que no llega y si no hay alcantarillado no llega para ser tratada. Y tercero, no se puede hacer nada sin plata. Gracias a Dios hay agua, alcantarillado y plata”, aclaró Nebot.

El alcalde agregó que la Planta de Las Esclusas, que queda a 5 Km o 700 cuadras de distancia de la obra que visitó, servirá a 1 millón de ciudadanos de medianos y bajos recursos.

“Allí se tratarán las aguas negras que vienen del centro, centro sur, centro este y algo del centro oeste como Trinitaria. Para recogerlas en esta planta (Estación de Bombeo La Pradera) y luego impulsarlas y conducirlas a través de una tubería de 700 cuadras de largo, hasta la Planta de Las Esclusas, donde serán tratadas con la más alta tecnología para respetar su derecho a la salud, porque esto es salud preventiva, y para respetar el ambiente”, explicó Nebot.

El costo de la obra es de alrededor de $ 45 millones y el plazo, 24 meses.

El alcalde señaló que a mediados de 2019 estará terminada la Estación de Bombeo La Pradera, mientras que, a fines de ese año o principios del siguiente, estará lista la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Las Esclusas.

“Aquí se acaban 40 años de una mala historia, pues aquí en La Pradera iniciamos la pintada de los bloques, los parques, la internet gratuita y sin cable, pero esta mala historia termina para empezar una buena historia. Eso es Guayaquil, eso son ustedes, eso somos nosotros juntos”, anunció el burgomaestre.

Dijo que los que “sabemos qué hacer, los que queremos hacerlo, los que sentimos la necesidad de hacerlo y los que lo hacemos para ustedes: los pobres y la clase media. Los que hablamos poco, pero hacemos mucho, los que decimos la verdad y no mentimos, los que nunca destruimos y siempre construimos. Eso es Guayaquil, una historia permanente de progreso, con un pueblo que no es parte del problema sino de la solución. Por eso lo mejor de Guayaquil eres tú, son todos ustedes los que viven aquí, guayaquileños de corazón y nacimiento”..

En el acto estuvieron presentes José Luis Santos, gerente general de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapag); Andrés Mendoza, presidente del Directorio de Emapag; José Miguel García, director de Acciona Agua, empresa que construye la Estación La Pradera; y Bernard Theron, presidente del Consorcio BSSC, que construirá la línea de impulsión.

El contrato entre Emapag y el Consorcio BSSC, para la construcción de la línea de impulsión tunelizada de 4,5 Km de extensión, sin zanjas ni rotura de calles, que llevará las aguas residuales del centro y sur desde la Estación de Bombeo La Pradera hasta la Planta Las Esclusas, lo firmaron Santos y Theron, Nebot fue el testigo de honor del acto. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *