Gobierno Nacional y Conferencia Episcopal suscribieron convenio

El acuerdo facilita el uso de al menos 20 unidades educativas administradas por la Conferencia Episcopal para la formación técnica y tecnológica.

GUAYAQUIL, Guayas – El presidente de la República, Lenín Moreno, fue testigo de honor en la suscripción del convenio entre la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, que establece una alianza estratégica para ampliar y diversificar la oferta educativa en el país para miles de jóvenes bachilleres.

En ceremonia realizada este viernes en las instalaciones de la Unidad Educativa Profeta Jeremías, ubicada en la Isla Trinitaria de Guayaquil, el Jefe de Estado indicó que el acuerdo facilita el uso de al menos 20 unidades educativas administradas por la Conferencia Episcopal para la formación técnica y tecnológica, lo que implica un “inmenso ahorro al país”.

El titular de Senescyt, Adrián Bonilla, y el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, monseñor Eugenio Arellano, firmaron el convenio con el que se incrementa la infraestructura donde se formarán los “mejores técnicos de la región, con los mejores equipos y ciencia de punta”, a decir del Mandatario. Por esto, agradeció a las autoridades eclesiásticas y ratificó que el diálogo es la mejor herramienta para gobernar: “¡Qué hermoso es que todos pongamos el hombro para apoyar a nuestra juventud!”.

Detalló que el 67 % de los institutos técnicos funcionan en unidades del Ministerio de Educación, un 14 % en infraestructura del Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional, 13 % en edificaciones construidas por el Gobierno y 6 % en otras instituciones.

El Presidente Moreno puntualizó que la educación técnica es el camino más corto para salir de la pobreza, ya que prepara a la juventud para insertarla en el mercado laboral y, lo que es mejor aún, les posibilita convertirse en microempresarios, gracias a los créditos que ofrece la banca pública para proyectos innovadores.

Actualmente, el Estado cuenta con 46 mil alumnos cursando formación técnica y tecnológica, a los que se sumarán

15 mil en noviembre de este año. “La educación técnica es la puerta al desarrollo tecnológico y al cambio de la soñada matriz productiva y, sobre todo, a la generación del empleo. Esta oferta académica está estrechamente vinculada a las necesidades sociales y productivas de cada territorio”, dijo.

Gracias a las recién aprobadas reformas a la Ley de Educación Superior, los institutos técnicos y tecnológicos tienen la posibilidad de convertirse en institutos superiores universitarios y los jóvenes, de acceder a títulos de tercer y cuarto nivel.

Por su parte, el titular de Senescyt, Adrián Bonilla, señaló que el Gobierno Nacional ha realizado esfuerzos extraordinarios, en el último año y medio, para ampliar hasta en un 30 % el número de cupos de educación técnica y tecnológica en el país. Además, repotencia y construye 44 nuevas unidades educativas de gran calidad y capacidad.

“Como Gobierno es nuestro deber apoyar a los jóvenes para que cumplan sus sueños, para que alcancen sus metas y consoliden sus proyectos de vida. Así lo estamos haciendo desde el primer día de esta gestión”, sentenció el Primer Mandatario. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *