Hamilton le canta las 40 a Vettel

El sábado falló Sebastian Vettel y el domingo Ferrari.
Lewis Hamilton en estado de gracia y que se encamina hacia su quinta corona de campeón del mundo.

SINGAPUR.- El sábado falló Sebastian Vettel y el domingo Ferrari. Demasiadas concesiones para intentar poner en aprietos a un Lewis Hamilton en estado de gracia y que se encamina hacia su quinta corona de campeón del mundo, que le igualaría a Juan Manuel Fangio.

Singapur ha sido una de las peores citas para Mercedes en los últimos tiempos, pero este año han echado el resto para mejorar el comportamiento de su coche en los baches y el calor, y para aprovechar los fallos de sus rivales. Se marchan de Marina Bay con 40 puntos de ventaja en campeonato, a falta de seis pruebas para el final,

Vettel lo intentó en la salida y pudo deshacerse de Max Verstappen con un adelantamiento de mucho valor y alta escuela. Se tiró hacia Hamilton para intentar ponerle presión, pero pronto vio que el ’44’ manejaba el ritmo a su antojo, haciendo la goma, y que necesitaría algún truco de estrategia para intentar asaltar la primera posición.

En la vuelta 15 Ferrari lo llamó a boxes para intentar el clásico ‘undercut’ o atajo. La apuesta era montar los ultrablandos y no los blandos para poder tener más prestaciones inmediatas e intentar clavar una vuelta que le permitiera mantenerse por delante del líder cuando éste regresara a pista. Salió el tiro por la culata. Seb no sólo no pudo evitar que Lewis mantuviera la primera plaza (vuelta 16), sino que Verstappen le adelantó en la vuelta 17 y le relegaba al tercero.

Todo se vino abajo para los de Maranello. Vettel estaba tercero, con unas gomas de menor vida que las de sus rivales y sin poder atacar como hubiera querido. Ese compuesto ultrablando no ofreció nada y les quitó 29 segundos de una segunda parada. En dos semanas, el teutón ha enterrado buena parte de sus opciones de campeonar con Ferrari. Parece que a la cuarta temporada tampoco será la vencida.

Alonso 7º y Sainz 8º, en una excelente carrera

Fernando Alonso dejó de nuevo de esas carreras perfectas que han adornado su carrera deportiva. Desde la vuelta 1 a la 61 se aplicó en estirar el juego de ultrablandos que le permitiría ir pasando a sus rivales (obligados a pasar por boxes). La parada de Alonso fue muy buena y mantuvo el séptimo que había construido, para obtener el mejor puesto posible quitando a los seis coches que juegan en otra liga. Fue el último de los participantes en acabar en la vuelta del ganador, el resto fueron doblados. (D)

Tomado diario Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *